4.9.16

Danza del Sueño: Gjendines bådnlåt_Grieg _Trio Mediaeval_Håvard Gimse. Bånsull/Nana.

Berceuse  -en francés- significa "nana" y "arrullo": y ésta es la denominación dada por los compositores de música clásica a estas piezas que, con un ritmo suave, ayudan al bebé a entrar en el sueño: la canción de cuna
Las nanas están en todas las culturas y son una parte  muy valiosa del legado de la música tradicional. Las letras son breves y con estrofas adecuadas para ser repetidas. Tratan del sueño, de la cuna, del miedo o de la ausencia de la madre, por ello y por su suave cadencia, tienden a la melancolía.

Kaia Gjendine Slålien (1871, 1972) 

En el verano de 1891 Edvard Grieg, Frants Beyer y el compositor holandés Julius Röntgen estaban haciendo una excursión a pie. Y en una cabaña de Skogadalsbøen Gjendine cuidaba de los hijos de su hermana mientras ésta se ocupaba de las vacas. Gjendine cantó una canción de cuna, y Grieg conmovido por esta hermosa canción, escribió lo que sería Gjendines bådnlåt.


 


Norwegian Folk Songs, Op. 66: Gjendine's Lullaby, op. 66/19 · Håvard Gimse

Grieg: Folk Dances, Songs & Original Piano Transcriptions

ESCUCHAR DISCO




 

Gjendine's Lullaby from Folk Songs . Trio Mediaeval

"Trio Mediæval" es un trio vocal femenino de musica clásica y contemporánea,formado en Oslo en 1997. Del disco: 

Folk Songs, Trio Medieval. ECM, 2007.

CONTENIDO del DISCO

Gjendines badnlat, Noruega

 

Gran parte de la música popular noruega está constituida por sencillos temas melódicos, son casi unidades que se repiten con pequeñas variaciones en la apoyatura, y en ocasiones con desplazamientos rítmicos. Las secciones se unen entre sí para formar unidades mayores. Rara vez nos encontramos con un verdadero desarrollo tal como se entiende en la música clásica tradicional.  

Es natural la afinidad de Grieg con esta música, se hace especialmente evidente en su música de piano. Por eso -también- llegó a ser tan difícil distinguir entre lo que eran sus propias composiciones y aquellos temas con origen en la música popular.
 
En la música de Grieg hay dos características que llaman la atención , el ritmo y la armonía. En muchos casos, las composiciones para piano de Grieg,  tienen su origen en la danza popular, aunque también hay composiciones que no se basan en este tipo de música. Él siempre dió mucha importancia a la rítmica: era de la opinión de que, para poder tocar una de sus composiciones, uno tenía que saber -y sentir- el ritmo de la danza.

  (Fragmentos de la publicación en Naxos)

 




14.7.16

Dos poemas de Cesar Simón.

Algo secreto

Hay en tu vida algo secreto;
es una noche en una casa,
los balcones abiertos al jardín.
En las habitaciones ya no hay nadie,
y, fuera, sólo luz lunar.
Pero el piano suena quedamente
con una melodía muy antigua,
tan antigua que nunca ha enmudecido.
Un pájaro es quien canta, hay una rosa
y hay una espina, en el balcón.
Tú eres el pájaro que canta.
Tu voz es inmortal, porque no es tuya,
y tu carne es efímera y doliente.


(De Templo sin dioses, 1996)



Elegía

Qué vago es el reloj
que suena. Qué extraño
este silencio, nube informe.
Cómo se hunde la hoja
al fondo del estanque.
Cómo florecen siempre los almendros
antiguos, cómo ruedan
aquellos soles, madre,
abuela, amigos -sonrientes-,
mientras sus voces cortan el cristal
de la tarde.

(De "Erosión" 1968 - 1971)


"Toda su obra ha estado orientada hacia la búsqueda, hacia el misterio, hacia el santuario que cada cual lleva en sí mismo y su poesía, mediante un proceso de despojo y desenmascaramiento, se ha convertido en el cuerpo, la casa, el refugio, el templo donde enraizarse en el mundo" (Bachelard, 1957). 
                                                     
                                 Citado por Begoña Pozo Sánchez: La obra lírica de César Simón _PUV 

 César Simón ( Valencia 1932-1997)

10.6.16

Federico García Lorca y José María Hinojosa. Terror blanco, terror rojo.


Hinojosa con Lorca y Pardo entre otros en la Residencia de Estudiantes.

“...Otro poeta malagueño cuya muerte terrible no se ha mencionado entre nosotros.”
Luis Cernuda

 

Tres días separan la muerte en idénticas circunstancias de Lorca (38) e Hinojosa (32). A uno se lo llevó el Terror Blanco y al otro el Terror Rojo. Uno justamente recordado y el otro injustamente olvidado por sus compañeros de generación, excepto por Luis Cernuda.
José María Hinojosa Lasarte (Campillos, Málaga, 17 de octubre de 1904 - Málaga, 22 de agosto de 1936) fue un poeta español de la Generación del 27, introductor en España de la poesía surrealista. En 1923, junto a Manuel Altolaguirre y José María Souvirón edita la revista Ambos, con ecos del Dada, Expresionismo y Futurismo, y agrupando literatura, pintura y música, creación, crítica y traducciones. Codirector en 1929, junto con Emilio Prados, de la revista Litoral.

Durante un mitin de la Comunión Tradicionalista.


En agosto de 1932 es detenido tras el pronunciamiento de Sanjurjo por sus mítines en la Comunión Tradicionalista.
El 22 de agosto de 1936, José María Hinojosa, su padre y su hermano, así como Luis Altolaguirre, hermano del escritor Manuel Altolaguirre, y cuarenta seis detenidos más, serán fusilados ante la tapia del cementerio de San Rafael por un grupo de milicianos del ejército republicano que habían asaltado previamente la Prisión Provincial, como represalia por los bombardeos de los depósitos de la CAMPSA efectuados por la aviación franquista.
(Wikipedia)
(Por supuesto que no hubo ni detención legal, ni juicio previo)





CAÑADA

(A Federico G. Lorca)



Ladera
cubierta de hierba.

Arroyo
sin fondo.

Un lentisco
extiende sus ramas
en círculo.

El mirlo
se deja caer
con un vuelo rítmico
y clava su flecha negra
en un plano
verde, liso.

Retamas
de filamentos grises
erguidos.

Piedras
con moho amarillo.

Una cabra
y sus dos cabritillos
transponen el viso.

El silencio gira buscando un ruido.





Luis Rosales:...me han hecho como soy los que amé.



"A mí, en rigor, me han hecho como soy los que amé"
Luis Rosales ( (1910-1992)




LA TRASFIGURACIÓN

Siento tu cuerpo entero junto al mío;
tu carne
es
como un ascua,
fresca e imprescindible
que está fluyendo hacia
mi cuerpo, por un puente
de miel lenta y silábica.
Hay un solo momento en que se junta
el cuerpo con el alma,
y se sienten recíprocos,
y viven
su trasfiguración,
y se adelantan
el uno al otro en una misma entrega,
desde su mismo origen deseada.
Siento tus labios en mis labios, siento
tu piel desnuda y ávida,
y siento,
¡al fin!
esa frescura súbita
como una llamarada
de eternidad, en que la carne deja
de serlo y se desata,
se dispersa en el vuelo,
y va cayendo
en la tierra sonámbula
de tu cuerpo que cede interminablemente cediendo,
hasta
que el vuelo acaba y ya la carne queda
quieta, milagreada,
y me devuelve al cuerpo,
y todo ha sido
un pasmo, un rebrillar y luego nada.



De izquierda a derecha, Luis Felipe Vivanco, Luis Rosales, Rodrigo Uría, Dionisio Ridruejo, 
Pedro Laín Entralgo, Gonzalo Torrente Ballester y Antonio Tovar. Foto Nicolás Muller

¿Quién fue Ramón Sijé?

Miguel -en esta fotografía- está recitando un poema dedicado a su amigo Ramón en la plaza de Ramón Sijé de Orihuela en 1935. ¿Quién fue Ramón Sijé? me pregunto leyendo una noticia de un medio local: "En Orihuela, la concejala (C´s) Mar Ezcurra propondrá en el próximo pleno municipal recuperar el nombre de la plaza Ramón Sijé, actualmente Marqués de Rafal, y devolver así, “por justicia”, el nombre que durante cerca de 25 años tuvo."



José Ramón Marín Gutiérrez -Ramón Sijé- (Orihuela,1913 - 1935) fue un escritor, vecino de niño, amigo de Miguel Hernández, y admirador entusiasta de su obra poética. Compartieron ideales políticos y literarios: Ramón fue ferviente católico, defensor de la República y, al principio, compartieron ambos ideario falangista. 


Ramón busco editor en Murcia para la obra de Miguel Perito en lunas que el mismo prologó.
Miguel publicaría sus poemas en la revista El gallo en crisis (subtitulada libertad y tiranía) que fue un proyecto literario de Ramón Sijé que desde el catolicismo tenía una actitud crítica con la realidad del momento (1934-35) En esta revista publicaría también Luis Felipe Vivanco y Luis Rosales (que colaborarán más adelante en la revista literaria falangista Escorial) Ello sirvió para que Miguel Hernández conociera a José Bergamín que editaría su auto sacramental 'Quién te ha visto y quién te ve, y sombra de que lo eras'.

En 1935 la ideología de Miguel Hernández cambia de rumbo (en 1936 se afiliaría al Partido Comunista de España) y empieza su relación con el entorno de Pablo Neruda que le influiría para considerar su relación con Ramón como un lastre. En esa época comienza a colaborar con las Misiones Pedagógicas de la Institución Libre de Enseñanza. 


Cuando Ramón muere a los 22 años, el 24 de diciembre de 1935, de septicemia Miguel escribe en 15 días (acabada el 10 de enero de 1936) esta bellísima y doliente Elegía a Ramón Sijé, que aparece en su libro El rayo que no cesa en 1936.



Elegía a Ramón Sijé

(En Orihuela, su pueblo y el mío,
se me ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
con quien tanto quería
.)

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.


Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas


daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.


Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.


No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.


Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.


Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.


No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.


En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta.


Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.
 
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte
 
Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera
 
de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
 
Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.
  Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.
 
A las aladas almas de las rosas…
de almendro de nata te requiero,:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.

 
                                   Miguel Hernández, 10 de enero de 1936.

27.5.16

Parvus Mundus. Cuevas de Provanco, Segovia. Barranco del Arroyo Botijas.




La práctica de lo inútil.

Como en otras ocasiones, para pintar, tomo los pigmentos que me encuentro bajo los pies una vez decido qué es lo que quiero pintar: no hay mejor inmersión en el paisaje. Cualquiera lo puede hacer, sólo necesita un cuaderno -es recomendable que tenga las tapas rígidas- y dejarse llevar.

En este lugar perdido alguien ha plantado sauces junto al arroyo. Se ha formado una pradera que parece la única pradera...o la última pradera en el mundo.

Atardece, la luz convierte al lugar en aparición. Todo queda como recogido por un silencio cuajado en algún instante por pequeños sonidos, como si nacieran de la caja de resonancia de un instrumento antiguo, abandonado y olvidado. En este abismo de luz.

Las rocas de la lejanía se tocan con los dedos...y el cielo.  

El aire parece mover las hojas con delectación, como si saboreara este verde casi fosforescente.

Vuelvo a Juan Eduardo Cirlot, mientras, el viento mueve el pelo de Bronwing.

En lo perdido late la verdad
de la vida en milenios.
La eternidad, oblícua, sufre dentro, 
y abre las dimensiones de lo no
tangible.





Pigmentos: Cardillo, flor de Diente de león, zarzamora quemada, tierra y agua del arroyo.





Descenso al barranco




Ascenso desde el Barranco.




21.5.16

Parvus Mundus. Atauta, Soria.



Cubierta del Cuaderno Parvus Mundus.

 Pigmentos: barro, cáscara de almendra, madera podrida y hierba.



 


La obra Parvus Mundus (Pequeño Mundo) se publicó en Amberes en 1579. Para su encuadernación, en piel de ternera, se utilizaron planchas de oro decoradas con entrelazados y elegantes arabescos. El original está dedicado a Rodolfo II de Habsburgo (1552–1612), emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, rey de Bohemia y de Hungría, y archiduque de Austria.